Skip to content Skip to footer

Quiénes somos

Redemptoris Custos

Laudem Gloriae

(Ef. 1,6)

¿Qué quiénes somos? SOMOS IGLESIA, unidos y obedientes a ella por medio de nuestros pastores y lo queremos expresar por medio de la foto con la que abrimos este apartado, la Basílica de San Pedro en Roma. Somos cristianos por la gracia del bautismo y con un corazón agradecido por estar en la iglesia y poder proclamar que creemos en ella, que es nuestra madre y que es una, santa, católica y apostólica. Con  la Iglesia, por la Iglesia y en la Iglesia queremos ser «Laudem Gloriae» (Ef. 1,6), alabanza a la Gloria de Dios.

Redemptoris Custos es una Asociación Privada de Fieles aprobada  en  Madrid, el 8 de diciembre del año 2017, día de la Inmaculada Concepción de la Virgen María, por medio de Don Carlos Osoro Sierra, Cardenal- Arzobispo de Madrid;  fue por medio de él que el Espíritu Santo nos confirmó como un nuevo carisma para la Iglesia y así nos queremos vivir, siendo de la Iglesia y para servir a la Iglesia.

Ante la pregunta de quién es el fundador respondemos con la Palabra de Dios:

«El Altísimo en persona la ha fundado» (Sal 87,5),

contando  con la ayuda de unos pocos y pobres hombres y mujeres de los cuales no hay que dar nombre ni apellidos porque ellos ya se dan por aludidos.

Siendo conscientes de las palabras del ángel a San José, cuando le aclaraba el misterio de la maternidad de María,

«es obra del Espíritu Santo» (Mt1, 20),

también nosotros queremos vivir con ésta certeza: Redemptoris Custos es obra del Espíritu santo. Por eso reconocemos una profunda necesidad de su  presencia, la cual pediremos como el mayor don de Dios todos los días. Nunca nos cansaremos de decirle  una y otra vez «¡Ven Espíritu Santo!, Ven y renueva en nuestras vidas la gracia bautismal para colaborar contigo en la renovación del mundo».

De nosotros mismos podemos decir que, por la misericordia de Dios, somos como esos sencillos pastores que han tenido el gozo de encontrarse en el pesebre de su propia  vida con Jesús, María y San José, y que esta alegría la queremos compartir con todo el mundo obedeciendo al  mandato misionero de Jesús

«Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes, bautizándoles en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo» (Mt, 28,19).

Decía Arquímedes: «Dadme un punto de apoyo y  una palanca y moveré el mundo», pues en Redemptoris Custos el punto de apoyo es el sacramento del bautismo y la palanca el Kerigma: anunciar a cada hombre y mujer de esta tierra: «Eres amado, Jesucristo, el Hijo de Dios, murió y resucitó por ti, para líbrate de la muerte eterna del pecado, Él quiere darte vida Eterna.”»

Al igual que los pastores pudieron llegar al pesebre porque no había barreras ni aduanas, también en Redemptoris Custos hay lugar para todos: jóvenes, niños, matrimonios, solteros, viudos, ancianos, sacerdotes, religiosas, obispos y también para el Papa. Queremos ser posibilidad de que muchos se puedan  encontrar con Jesús, María y San José.

En Redemptoris Custos nos sentimos unidos por la gracia del sacramento del bautismo. Compartimos la misión, la espiritualidad pero no el mismo techo, cada uno de sus miembros vive en su propia casa.

A don Carlos Osoro Sierra, como cardenal-arzobispo de Madrid, y a sus sucesores, le encomendamos en nuestras oraciones prometiéndoles siempre respeto y obediencia, como creemos es el deseo de Jesús, María y José.

Oración

Oh Dios, que has dispuesto con admirable providencia
que el Reino de Cristo se extienda por toda la tierra
y que todos los hombres participen de la redención salvadora,
te rogamos que tu Iglesia sea para todos
sacramento de salvación universal y manifieste y
realice el misterio de tu amor a los hombres.
Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina
contigo en la unidad del Espiritu Santo y es Dios
por los siglos de los siglos. Amén.